El escudo protector

escudos seguridad cerradurasEl escudo protector y sus características

La función de los maestros cerrajeros consiste en ofrecer un trabajo de calidad, pero también asesorar para aumentar la protección en las viviendas, y recomiendan siempre contar con escudos protectores en las cerraduras.

Una puerta más segura evita el acceso a la vivienda o empresa de los ladrones. Esto se consigue reforzando los puntos principales de la estructura, como son las cerraduras cuando son vulnerables por no contar con barreras protectoras suficientes.

Características y tipos

Esta pieza metálica llamada escudo protector, es instalada por los cerrajeros en el exterior de la puerta, son ubicados en la misma zona donde se encuentra el bombillo o bombín. Su principal característica es la protección de este elemento donde se inserta la llave, brindando mayor protección al cuerpo de la cerradura al aumentar la seguridad del bombín. Evitan cualquier ataque porque de acuerdo al tipo que se instala, aumentan el grado de seguridad en la cerradura y el resto de la puerta. Los cerrajeros explican los distintos tipos que existen actualmente y aconsejan el más conveniente para cada puerta de acuerdo al tipo de cerramiento con que cuenta el cliente. Elegir el mejor escudo protector, requiere previamente el conocimiento de los distintos métodos que pueden vulnerar el bombín, es importante destacar los siguientes:

  • Bumping: es el más conocido para abrir puertas principales que utilizan los ladrones, también llamado ganzuado del bombín. Se consigue su apertura manipulando el bloqueo interno, con llaves especiales que no dañan el bombín. Su sencilla apertura se realiza en cerraduras sencillas, que son las más expuestas a estas actuaciones de los atracadores.
  • Fresado: este es un violento método en el cual se usa un taladrado en el bombín y se rompe el sistema interior que bloquea la apertura.
  • Extracción: un método por el cual se extrae el bombín, sin necesidad de que sobresalga de la estructura. Los cerrajeros advierten sobre las herramientas típicas de su profesión, que se usan para este método por los ladrones.
  • Rotura: el delincuente actúa rompiendo el bombín cuando está expuesto y sobresale, ya que puede ser sostenido con herramientas especiales.

El tipo de escudo protector se puede elegir, según el nivel de seguridad que se pretende para evitar los ataques. Con el consejo de los cerrajeros se pueden elegir, entre:

  • Escudo magnético: es el más seguro por constar de un escudo cerrado con tapa extra, que evita la visibilidad del bombillo. Solamente se abre con llave magnética única y no permite el desplazamiento de la llave al estar oculto. Protege contra los ataques de todo tipo, también el ganzuado.
  • Escudo semicerrado: aporta seguridad a la parte frontal impidiendo la extracción del bombín, pero no protege contra métodos como el fresado.
  • Escudo abierto: deja ver el perfil y rodea el bombín protegiendo contra roturas únicamente, impidiendo que pueda sujetarse para romperse.
  • Escudo cerrado: cubre perfectamente toda la parte frontal, excepto el espacio para insertar la llave otorgando al bombín una protección extra, impidiendo que el taladro pueda destruirlo, pero sí puede ser forzado con el bumping y ganzuado.

Vídeo sobre instalación de escudos de seguridad