Certificado de instalación del gas

Cerrajeros

Una de las instalaciones que más riesgos puede suponer en una vivienda es la de gas. Una fuga o una avería pueden provocar siniestros en nuestra casa. Es por ello que las instalaciones de gas deben pasar una revisión y obtener un certificado de instalación del gas para poder tener suministro.

 Obtener el certificado de instalación del gas

Para obtener este boletín del gas debemos contactar con un técnico autorizado, debido a que se deben cumplir una serie de normas de seguridad.

El precio de este boletín no se encuentra regulado por el Estado por lo que depende de aspectos como la empresa instaladora o las medidas de la instalación. A nivel doméstico, suele encontrarse entre los 60 y los 120 euros; a nivel industrial, puede alcanzar los 200 euros.

Dentro de los técnicos autorizados para realizar este boletín encontramos un ingeniero superior, ingeniero técnico o titulado en formación profesional de un área afín a la ingeniería o disponer de un certificado de profesionalidad que le permita obtener el carné de instalador autorizado, para lo que debe estar incluido en el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales.

Realización del certificado de instalación del gas

El instalador irá al inmueble a hacer la inspección de la instalación doméstica. Si ésta cumple la normativa y se comprueba que toda la instalación, así como sus elementos, están correctos, el certificado nos será entregado y se dará de alta en el organismo competente de la Comunidad Autónoma.

Suministro de gas

Si queremos dar de alta el gas o realizar cualquier modificación en la instalación de gas o el nuestra tarifa de gas natural se requieren de los siguientes documentos:

  • Datos personales de titular del contrato: nombre, apellidos, DNI
  • Localización del inmueble
  • Certificado de la instalación individual de gas
  • Documento que nos relacione de manera legal con el inmueble

En ocasiones, para tener gas en un inmueble es necesario realizar nueva infraestructura. En esta ocasión, la distribuidora nos lo debe notificar en quince días si se requiere de un proyecto específico o de seis si no se requiere. En caso de necesitarlo tendremos derecho a:

  • Construir las instalaciones que sean precisas y cederlas a la distribuidora.
  • Que la distribuidora te proporcione la información que te permita llevar a cabo la infraestructura gastándote la menor cantidad de dinero posible.
  • Que la distribuidora te compense económicamente, si, en un determinado momento, esa infraestructura llega a usarse para otros suministros.