Como arreglar una cerradura atascada

consejos cerraduras atascadas

Consejos para solucionar una llave atascada en una cerradura

¿A quién no le ha pasado? Seguramente en más de una ocasión, una vez has salido ya de tu casa, hayas notado que tu llave no funciona tan suavemente, incluso se ha podido atascar o en el peor de los casos has acabado con la llave partida por la mitad dentro de la cerradura.

¿A qué se debe esta situación? Pues, aunque no lo creas, como cerrajeros podemos decirte que esto sucede mucho más frecuentemente de lo que te imaginas y es debido al mal estado en que se mantienen la gran mayoría de las cerraduras que actualmente se encuentran instaladas en gran parte de la geografía española. No solo provocan daños a la larga o posteriores, sino que además pueden ser irreversibles y no tener vuelta atrás para una cerradura o incluso para el cilindro.

A continuación, desde Cerrajeros Madrid, queremos ofreceros algunos consejos valiosos sobre cerrajería para poder salir del paso y poder lograr sacar la llave de la cerradura sin la necesidad de tener que gastar grandes cantidades de dinero, el cual seguramente justo en este momento no te vendrá muy allá. ¿Cómo? Pues muy fácil y gracias a tu destreza con estos pasos.

¿Por dónde debemos empezar?

Bien, pues lo primero, y aunque te cueste, debes de mantener la calma y sobre todo la paciencia. Quizás tengas que invertir unas cuantas horas para poder poner fin a este problema, pero créenos que intentarlo finalmente será beneficioso para ti, ya que aprenderás a resolver estas eventualidades por ti mismo a la larga.

Por ello, una vez estés más calmado debes de buscar o pedir herramientas tan básicas como un destornillador, horquillas, unas llaves que no utilices y finalmente un mazo o martillo.

Comienza con lo más simple

¿Lo tienes todo? En un primer intento para conseguir sacar la llave atascada prueba con una horquilla. Introduce la horquilla o un gancho por el lado opuesto de la cerradura donde se encuentra atascada la llave y empuja con fuerza para que de este modo la llave por fin caiga al suelo y acabe saliendo.

Si no funciona, actuemos sobre el cilindro

Si el método que hemos citado con anterioridad no funciona, lo mejor es poner aceite en la cerradura y en otra de las llaves de repuesto. Introdúcela poco a poco en el extremo opuesto donde se encuentra la llave atascada y empuja con fuerza para que salga disparada y caiga al suelo.

Desinstala el cilindro o cambia la cerradura

¿Tampoco este método ha dado sus frutos? Entonces cambia el cilindro. Saca los tornillos, memoriza muy bien donde están ubicados e instala un nuevo cilindro o una nueva cerradura.

Para instalarlo deberás comprar una que sea igual al modelo dañado y además analizar detenidamente cómo van distribuidas las piezas y tornillos para que al ponerla no resulte complicado.

Si es necesario, ayúdate del mazo para sacar la cerradura del orificio de la puerta. También puedes usar el destornillador como un cincel para que a través de un golpe seco logres que caiga la cerradura y de este modo poder colocar la nueva.

Más información