Consejos para el mantenimiento de la cerradura

Consejos para el mantenimiento de cerraduras

Algunos consejos para el mantenimiento de nuestras cerraduras

El roce diario y constante de las llaves dentro de la cerradura puede dar lugar a pequeños daños o desperfectos en el mecanismo. Probablemente alguna vez te haya sucedido que has tenido que forzar un poco la llave para poder girarla; esto puede deberse a la falta de mantenimiento de la cerradura.

Con el paso del tiempo, el cilindro de la cerradura puede comenzar a dar síntomas de que funciona con dificultad, muchas veces como consecuencia de la presencia de polvo o suciedades que llegan allí cada vez que introducimos una llave. Esto genera que el mecanismo de acción de nuestro cerrojo se vea entorpecido.

A continuación te presentamos una serie de consejos y técnicas que te ayudarán a realizar el correcto mantenimiento de un elemento tan importante en el hogar como son las cerraduras.

Es muy común que una cerradura se atasque y esto se debe a la falta de mantenimiento. Para que el cilindro de un cerrojo gire y funcione correctamente debe ser engrasado con cierta periodicidad.

Consejos para el mantenimiento de cerradurasAnte este tipo de inconveniente, el procedimiento a seguir es muy fácil. Primero se debe engrasar la cerradura haciendo uso de un producto llamado polvo de grafito, que no es más que un lubricante gris oscuro con brillo metálico, específicamente utilizado en juntas y mecanismos como los que componen un cerrojo.

Coloca un poco del polvo de grafito en un paño de algodón y procede a engrasar la llave. Seguidamente, introdúcela en la ranura de la cerradura y gira varias veces para asegurarte que el producto se distribuya de forma adecuada.

Debes evitar hacer uso de otro tipo de lubricantes o aceites, ya que podrían ocasionar atascos y hacer que la cerradura no funcione de forma ideal. Otro método de limpieza y mantenimiento de cerraduras que se quedan atascadas es usar alcohol, para ello debemos desmontar el mecanismo y limpiar sus partes con la ayuda de un pequeño paño.

Si en su caso, es el pestillo el que presenta atascos, probablemente sea a casusa de un desplazamiento por el uso y los constantes golpes a los que se encuentra sometido. Ante esta situación puedes apretar sus tornillos y ver si retoma la posición correcta, reajustar la pieza que se sujeta al marco o aplicar polvo de grafito sobre el pestillo

Las bisagras, aunque no forman parte de la cerradura, sí son una pieza importante en cualquier puerta y por lo tanto también requieren de cuidado y mantenimiento para asegurar su correcto funcionamiento.

Si las bisagras están haciendo sonidos molestos puede ser porque no se encuentran bien engrasadas. Una buena solución es aplicar sobre ellas unas gotas de lubricante para puertas, al mismo tiempo que la abres y cierras para asegurarte que el aceite penetre bien en las juntas.

Para prolongar la vida de sus cerraduras, como cerrajeros profesionales le recomendamos usar topes para evitar que la parte exterior de la misma golpee contra las paredes.

Siguiendo esta serie de consejos para el mantenimiento de las cerraduras no sólo te aseguras de que funcionen correctamente sino también de que su vida útil y tu inversión perdure por mucho más tiempo.

Finalmente, si su cerradura continua presentando problemas como atascos, no dude en contactar con una empresa de cerrajeros profesionales, quienes evaluarán el origen del problema y le ofrecerán una solución definitiva.