¿Cuándo llamar a un cerrajero profesional?

Cuándo llamar a un cerrajero profesional

Conoce las principales situaciones en las que es necesario llamar a un cerrajero

¿Un portazo con las llaves dentro? ¿Perdiste las llaves? ¿Una puerta bloqueada? Hay muchas razones por las que puedes necesitar contactar con un cerrajero profesional.

La cerrajería es un área con la que muchos de nosotros no estamos familiarizados. En consecuencia, cuando nos enfrentamos a un problema con nuestras cerraduras, no tenemos muchas más opciones que llamar a un cerrajero profesional. Pero ponerse en contacto con un cerrajero no es una tarea que debe hacerse a la ligera. Hay que tener mucho cuidado a la hora de elegir un cerrajero, ya que es él quien va a garantizar la seguridad de tu hogar.

A continuación, te ofrecemos algunos casos clásicos de problemas de cerrajería en los que es necesario llamar a un cerrajero profesional.


Aperturas de puertas: portazos o bloqueos

Ya sea tras un intento de robo o simplemente por un descuido, llamar a un cerrajero profesional para que abra tu puerta es siempre la mejor solución. De hecho, las pequeñas reparaciones o los intentos de reparación del hogar suelen hacer más daño a tus aperturas. Es posible que acabes recibiendo un presupuesto mucho más elevado que si hubieras llamado directamente al profesional.

Además, si tu puerta ha sido dañada, por ejemplo, tras un intento de robo, el cerrajero puede ofrecerte una solución para asegurar tu hogar mientras esperas que la puerta sea reemplazada.

Cuándo llamar a un cerrajero profesional


Solución de problemas de llaves en la cerradura

Puede ocurrir cuando una cerradura es antigua o la llave se encuentra en mal estado, se puede romper dentro de la cerradura de la puerta. En este caso, puedes encontrarte con dos opciones:

– La puerta está abierta, pero la llave está atascada en la cerradura de la puerta

En el primer caso, es posible que no sea necesaria la localización de averías de emergencia, sobre todo si se puede llegar a la llave con un alicate o dispones de alguna otra herramienta. Deberías poder acceder a la llave sin dañar la cerradura, pero ten cuidado de no forzarla. Por supuesto, es aconsejable contactar  con un cerrajero profesional para revisar la cerradura y la puerta para evitar que esto vuelva a ocurrir.

– La puerta sigue cerrada, la llave está atascada en la cerradura y tú estás fuera

En el segundo caso, no intentes manipular tu cerradura, llama directamente a un cerrajero profesional. De hecho, los intentos de bricolaje para la puerta corren el riesgo de crear más daños a la puerta, especialmente si no tienes las herramientas adecuadas para la reparación de la cerradura.

Los dos casos que acabamos de exponer son los principales que deben hacerte llamar a un cerrajero de emergencia. Ten siempre cuidado de no manipular tu puerta si no sabes lo que estás haciendo, ya que pueden producirse rápidamente malas sorpresas.


Cerrajeros profesionales: garantías de seguridad

Tener las cerraduras en perfecto estado de funcionamiento es una verdadera garantía de seguridad y desempeña un papel esencial en la lucha contra las intrusiones y los robos. Sin embargo, instalar o cambiar una cerradura no es tan sencillo como parece. Requiere las herramientas adecuadas, que el cerrajero ya dispone. Además, la elección de una cerradura no es fácil ya que existen varios modelos en el mercado: cerradura de superficie, cerradura empotrada, cerradura de 3 puntos, cerradura de 7 puntos, cerradura de llave, cerradura de código, etc.

Recurrir a un profesional cualificado te permitirá elegir el mejor equipo según las necesidades de tu vivienda. Del mismo modo, el cerrajero puede realizar las comprobaciones necesarias para garantizar que las cerraduras estén en perfecto estado.


El blindaje, la fuerza de la disuasión

El cerrajero es también un profesional cualificado que puede instalar blindajes en tus puertas principales. Se trata de disuadir los intentos de intrusión y mejorar así la seguridad de tus bienes y de los miembros de tu familia.

El blindaje de una puerta implica la instalación de placas de acero en el marco, el refuerzo de las bisagras y la instalación de una cerradura adecuada. El blindaje puede instalarse en una puerta existente o en una puerta nueva. También en este caso, este trabajo debe realizarse con el máximo cuidado para que el blindaje pueda cumplir plenamente su función.


Una intervención rápida

Una gran ventaja de recurrir a un cerrajero profesional es que puede intervenir en tu domicilio rápidamente. Para ello, es preferible llamar a un cerrajero con sede en tu zona, el cerrajero local. El tiempo de intervención se reducirá, especialmente si trabaja en equipo con otros profesionales y es fácilmente localizable.

Un intento de robo o hurto requiere la reparación de la cerradura lo antes posible, para asegurar tu hogar y recuperar tu tranquilidad. Del mismo modo, un portazo que te deja fuera es una intervención de emergencia.

Por lo tanto, las oportunidades de llamar a una empresa de cerrajeros son numerosas. Ten en cuenta que estos técnicos son profesionales cualificados y que ofrecen trabajo de calidad lo que te permitirá encontrar la serenidad en cuanto a la seguridad de tu hogar.